Aprobada la Ley de la Infancia y la Adolescencia. ¿Y ahora qué?

  • 20 Jul , 2015, 12:20

Blog1Se ha aprobado en el Congreso la nueva Ley de la Infancia y la Adolescencia, una ley ambiciosa que incluye mejoras sustanciales y que a su paso por el Senado añadió algunas modificaciones en lo que respecta al acogimiento familiar por las que hemos estado luchando en estos últimos meses.

Entre las más significativas destacamos el artículo 21.3 que señala:

No se acordará el acogimiento residencial para menores de tres años salvo en supuestos de imposibilidad, debidamente acreditada, de adoptar en ese momento la medida de acogimiento familiar o cuando esta medida no convenga al interés superior del menor. Esta limitación para acordar el acogimiento residencial se aplicará también a los menores de seis años en plazo más breve posible. En todo caso, y con carácter general, el acogimiento residencial de estos menores no tendrá una duración superior a tres meses.

Además, tal y como pedíamos se ha añadido la Disposición adicional séptima que dice:

Las Administraciones Públicas, en el ámbito de sus respectivas competencias, deberán aprobar planes específicos de protección para los menores de seis años en los que se recojan medidas concretas de fomento del acogimiento familiar de los mismos.

Blog2

En Fundación Acogida creemos que son grandes los logros alcanzados por lo que debemos sentirnos satisfechos al respecto, ya que ayudarán a mejorar la situación de muchos menores.

Ahora tenemos por delante un apasionante trabajo de promoción y divulgación del acogimiento familiar para conseguir que cada vez más familias abran las puertas de sus casas a estos niños. Es necesario que las Administraciones Públicas se pongan en marcha e inicien el camino del fomento del acogimiento familiar, pero para hacerlo más efectivo necesita de la sociedad civil, de las familias acogedoras y de las asociaciones de acogedores.

Nos necesitamos unos a otros para conseguir que cuanto antes se pueda hacer realidad que ningún niño menor de 6 años tenga que ir, ni siquiera transitoriamente, a un centro de acogida.

Si quieres acceder al texto completo de la ley aprobado en el Congreso pincha aquí.